Jardines Japoneses: Un símbolo de la eternidad de la naturaleza

Jardines Japoneses

Los jardines japoneses son diseñados como símbolo de la preservación de la naturaleza, la tranquilidad, el equilibrio y el alma del ser humano. Estos jardines se caracterizan por su belleza, por el cuidado de cada uno de los detalles y la preservación de sus elementos durante cualquier época del año. Conoce junto a nosotros todo sobre los jardines japoneses, es algo que vale la pena conocer y realmente vas a querer adoptar en tus espacios.

Cuando escuchamos acerca de jardines japoneses, encontramos estas características:

  • Están asociados a la espiritualidad
  • Los estanques están rodeados de arces japoneses, musgo y otras plantas
  • El bambú es uno de los elementos más usados
  • Se observan muchas cascadas, puentes, pasarelas de piedras, manantiales y caminos rodeados de árboles y flores, los jardines japoneses sólo evocan un honor a la naturaleza
  • Son jardines cuidadosamente diseñados para mantener su belleza en todas las épocas del año y no sólo cuando florezcan los árboles
  • Desde todos los puntos de vista y perspectivas del jardín se ve algo diferente

¿Cuáles son los árboles, plantas y flores más representativos de los jardines japoneses? 

Los arboles, plantas y flores que se usan en los jardines japoneses tienen en común que son de hermosos colores, muy estéticos y cambian con las diferentes épocas del año, por ejemplo, un arce puede cambiar la tonalidad de sus hojas en todas las estaciones, por lo que el jardín siempre se verá diferente pero igual de bonito.

A continuación, te presentamos una selección de los árboles, plantas y flores más usados en jardines japoneses:

Cerezos japoneses o Sakura:

Nos atreveríamos a decir que este árbol es el más representativo de los jardines japoneses, es un símbolo de belleza y de elegancia, tiene hermosas flores de color rosado, florece en primavera y alcanza una máxima altura de 5 metros.

Camelia:

Este es un árbol nativo que crece máximo 6 metros, sus hojas son de color verde grisáceo y tiene unas flores redondas de color rojo o rosado.

Arce Japonés Palmeado:

Este árbol es muy llamativo por sus hojas de color púrpura las cuales en otoño, cambian su color a un tono rojizo brillante, es un árbol que crece de 6 a 10 metros en forma piramidal por lo que no ocupa mucho espacio

Glicinia Japonesa:

Esta es una planta trepadora que tiene un aspecto de cascada, aunque tardan mucho tiempo en florecer, sus flores blancas o rosadas emiten un delicioso aroma durante la mayor parte del año, es una de las más usadas en los jardines japoneses por el efecto de caída que tienen.

Azalea:

Es una planta que puede llegar a crecer hasta 5 metros, tiene unas hermosas flores de color fucsia que crecen durante todo el verano, sin embargo, con ayuda de invernaderos, puede crecer en invierno. Es una planta que se considera como de interiores y exteriores por su resistencia y fácil adaptación

Musgo:

El musgo es una planta que siempre se usa en los jardines japoneses, esta planta representa el amor por la naturaleza en la cultura japonesa y se destaca por ser la planta que aporta profundidad y complejidad a estos jardines. También se caracterizan por absorber grandes cantidades de agua, por lo que aporta estabilidad a las plantas que están a su alrededor.

Ya que conoces el concepto al detalle, estamos seguros que quieres construir un jardín de estos en tu hogar, por lo que hoy te traemos unas muy buenas ideas:

¿Cómo construir jardines japoneses en casas?

El concepto en general se usa en jardines con grades extensiones de terreno, sin embargo, se pueden adoptar en pequeñas escalas, siempre que se tenga muy presente la filosofía japonesa, esta filosofía cultiva el valor de la naturaleza, por lo que los elementos plásticos o algún sintético no están bien vistos, conoce con nosotros ejemplos de elementos para crear jardines japoneses en casas:

Fuente con bambú:

El elemento agua no debe faltar en los jardines japoneses, por eso, te sugerimos una fuente construida con bambú, otro elemento muy representativo en la cultura japonesa. Lo que debes hacer es crear un cilindro con algún elemento que te sirva como plantilla, ubicas el bambú para formar una circunferencia y luego, le agregas elementos de decoración como piedras y plantas, las fuentes japonesas son muy sencillas y no vas a requerir muchos elementos para construirlas

Árbol:

Los árboles son aliados de los jardines japoneses en casas, como son arboles pequeños, no vas a tener problemas con el espacio, en jardines japoneses pequeños quedan muy bien los árboles tipo cerezo (las plantas son elementos primordiales en estos jardines), a parte de ser hermosos, no crecen tanto, pues su máxima altura alcanzada es de los 5 metros. Con este árbol puedes decorar el espacio que está cerca de él con algunas piedras (nada saturado) y un poco de arena que es otro elemento primordial en estos jardines.

Estanque de hormigón:

La piedra es el cuarto elemento que se puede usar en estos jardines, aunque un estante puede resultar grande, para jardines japoneses pequeños se puede adecuar un estanque acorde a su tamaño. Aquí, lo que vas a necesitar es unos bloques de cemento o de hormigón y con una base (el recipiente que va a contener el agua) o cavando la tierra, vas a rodear ese espacio y crear un estanque decorado con flores, te sugerimos los lirios o los tulipanes, son flores muy estilizadas que irán bien con tu estanque.

Puente de madera:

Para jardines japoneses pequeños no es muy recomendable esta opción, ya que, los puentes se caracterizan en este tipo de espacios, sin embargo, para jardines japoneses en casas resulta complejo por la extensión del terreno. Si lo tienes, quedaría ideal cerca al estanque, ya que es un símbolo muy importante en esta cultura, lo puedes construir con madera, puedes buscar los diseños, la estructura de estos puentes no es compleja, y al construirlos con buena madera y tal vez un poco de bambú, tendrás un resultado muy original

Estas ideas son las generalidades de la construcción de jardines japoneses en casas y en pequeños espacios, ahora, queremos traerte una idea espectacular, también es algo que caracteriza mucho a la cultura japonesa y con toda seguridad, sabemos que te va a gustar: Jardines japoneses zen.

jardin zen

¿Cómo construir jardines japoneses zen?

Los jardines japoneses zen son conocidos como jardines secos, consisten en arena poco profunda, con grava, piedras y ocasionalmente plantas. Son utilizados como forma de meditación. Son construcciones de dimensiones limitadas, por lo que no van a superar los 10 x 33 metros, esto es una buena noticia ya que se puede construir un jardín zen en cualquier espacio, igualmente, estos espacios no están contemplados para pasear en ellos sino como un espacio privado de meditación.

Para la construcción de jardines japoneses zen, necesitarás seguir los pasos que te detallamos a continuación:

Definir el espacio:

Como te mencionamos, la construcción de este jardín no esta limitada por el espacio, sin embargo, sí debe estar limitada por el ambiente, es decir, debe estar ubicado lo más lejos posible del ruido.

Conseguir los materiales:

Para construir este jardín, debes tener arena, gravilla, plantas y madera. En el mercado venden en conjunto todos los materiales para tu jardín zen, los venden de todos los tamaños, formas y colores (aunque te sugerimos que lo hagas tú mismo y uses los colores más neutros posible).

Construir el jardín japonés zen:

La madera la usarás para delimitar el espacio y para “crear el rectángulo”, luego lo rellenas con la arena y la gravilla. Después de eso ubicas algunas piedras en todo el espacio (en la cultura japonesa se sugiere agregar elementos impares que se asocian a la asimetría de la naturaleza). Dependiendo el tamaño del jardín, se usan pequeños árboles, plantas estilizadas y elegantes como orquídeas, magnolias, narcisos, lirios o iris, y finalmente recreas las ondas en la arena que se asemejan a las olas del mar.

La delimitación de este espacio es muy importante ya que, como es un lugar de relajación y meditación, el ruido y las interrupciones no serán amigos de este espacio. Para delimitarlo, te sugerimos que crees una cerca alta con bambú, a parte de darle un toque de privacidad a tu jardín zen, la combinación de colores y materiales ¡se verá espectacular!

Eso es todo! Los jardines japoneses son muy sencillos de hacer y te traerán tranquilidad y armonía en tu día a día, recuerda que hay algunos elementos básicos que debes tener en cuenta para construir jardines japoneses, aquí vale mucho el respeto por la naturaleza y el uso de elementos naturales. El encanto de estos espacios es que aportan un aire simbólico y de tranquilidad total, es un espacio que puedes visitar cuantas veces quieras y sentirás que estás renovando la energía y tomando un respiro para comenzar de nuevo.

¿Qué llega ahora? Las claves de las que no olvidarse
Si te atrae la cultura orienta, lo mejor que puedes hacer es llevarla a tu propio hogar a través de tu jardín:
  • Árboles o plantas que podemos añadir: Cerezos japoneses o Sakura, Camelia, Arce Japonés Palmeado, Glicinia Japonesa, Azalea, Musgo…
  • Elementos a construir en el jardín: Fuente con bambú, Árbol, Estanque de hormigón, Puente de madera.
  • Pasos para conseguir un jardín zen: Definir el espacio, Conseguir los materiales y Construir el jardín japonés zen de la forma en la que te hemos dicho en la guía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies